Algunos Consejos para preparate para una entrevista de trabajo exitosa

Tienes una entrevista y ¿no sabes cómo afrontarla? Para no entrar en pánico, solo hay una solución: preparar la entrevista metódicamente. Tienes que construir tu tono, tu discurso y entrenar como un deportista. Recuerda que el reclutador también estará preparando la entrevista!

¡Lo más importante es ser natural pero sin descuidar tu actitud!

Ser natural y creíble requiere un trabajo de preparación real. Aprende a hablar sobre ti, tu formación, tu experiencia….

¡Conoce la empresa!

Reúne y toma nota de información sobre la empresa y sobre los aspectos referidos a la vacante solicitada. Un pequeño trabajo de memorización no será inútil, especialmente si te has postulado a varios empleos. Causarás mala impresión si cometes un error porque no recuerdas los detalles de la oferta de trabajo o de la empresa para la que te están entrevistando.

Internet, en general, y más especialmente la página web de la compañía y su perfil de LinkedIn, permiten conocer a la empresa, así como los productos y servicios que ofrece, sus empleados y las personas que te entrevistarán.

¡Domina la información de tu CV!

Vuelve a leer tu CV y ​​analiza cuáles son los puntos fuertes para el puesto de trabajo. Evalúa tus fortalezas y debilidades. Prepara tus argumentos, porque sobre la base de este documento el reclutador desarrollará sus preguntas. Sé objetivo y sincero. Ponte en el lugar de quien te recibirá y anticipa las preguntas que te pueda hacer. Pregúntate acerca de tus motivaciones, por qué este trabajo, por qué esta empresa, por qué este sector de actividad …

Prepara al menos 5 preguntas, asegúrate de que están adaptadas al contexto de la empresa y al puesto para el que serás entrevistado.

¡Organízate!

Infórmate sobre el lugar de la entrevista, la ruta, los medios de transporte y cualquier problema de tráfico que pueda surgir. Google Maps te dará información valiosa sobre la ruta y la duración del viaje. Recuerda anotar el nombre y teléfono de la persona de contacto por si ocurre algo inesperado.

¡Nunca olvides que es la primera impresión lo que cuenta!

Según algunas encuestas, el 85% de los entrevistadores deciden contratar a un candidato en los primeros 3 minutos. Sonríe y saluda a tu interlocutor con calma y confianza. Adopta una vestimenta adecuada que se ajuste al contexto del negocio y el trabajo para el que estás aplicando.

¡Muestra tu entusiasmo y tu dinamismo!

Ten una actitud abierta, muestra tu motivación para el proceso de selección. De hecho, uno de los errores que los candidatos suelen cometer es evitar el contacto visual con los ojos de su entrevistador. El lenguaje corporal dice mucho sobre nosotros, evita cruzar los brazos, lo cual es una señal de retraimiento o desacuerdo, o adoptar una actitud fija que resalte tu nerviosismo.

Más allá de la actitud, no olvides resaltar tus habilidades

Por ejemplo, habla sobre tu liderazgo y tu capacidad para trabajar en equipo. Tus habilidades pueden ser lo que te diferencie de otros candidatos con un perfil similar al tuyo!.

Demuestra tu capacidad para escuchar las preguntas de tus interlocutores y responder con precisión y estructurar tus respuestas.

Si sigues estos consejos, tienes mayor probabilidad de pasar la entrevista con éxito.